Blogia
ISRAelPROFEDELENGUA

Abrázame más fuerte

Abrázame más fuerte

-Fuerte… ¡Más fuerte!

Y él la apretaba con fuerza entre sus brazos.

-Flojito…

Y él dejaba de apretar.

-Te quiero papá. Te quiero mucho.

A él se le llenaron los ojos de lágrimas:

-Yo también te quiero, princesa. ¿Te acuerdas? Mucho, como la trucha al trucho…

Una risita, una pausa breve, y otra vez:

-Abrázame fuerte. Más fuerte. ¡Más fuerte! ¡Flojito, flojito…!

El juego siguió hasta que la niña quedó rendida por el sueño. Luego él la arropó, la besó en la frente, y dejó la puerta de la habitación entreabierta, como solía hacer, para espantar con la luz del pasillo los fantasmas de la oscuridad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres