Blogia
ISRAelPROFEDELENGUA

Abrázame más fuerte

Abrázame más fuerte

-Fuerte… ¡Más fuerte!

Y él la apretaba con fuerza entre sus brazos.

-Flojito…

Y él dejaba de apretar.

-Te quiero papá. Te quiero mucho.

A él se le llenaron los ojos de lágrimas:

-Yo también te quiero, princesa. ¿Te acuerdas? Mucho, como la trucha al trucho…

Una risita, una pausa breve, y otra vez:

-Abrázame fuerte. Más fuerte. ¡Más fuerte! ¡Flojito, flojito…!

El juego siguió hasta que la niña quedó rendida por el sueño. Luego él la arropó, la besó en la frente, y dejó la puerta de la habitación entreabierta, como solía hacer, para espantar con la luz del pasillo los fantasmas de la oscuridad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres