Blogia
ISRAelPROFEDELENGUA

Cine en corto

La dama y la muerte

.

Premio Goya al mejor corto de animación de 2009, nominado a los Óscars... Antonio Banderas tuvo buen ojo al producir este excelente trabajo de Javier Recio Gracia que trata de desmitificar la muerte a través del humor animado. En fin, buenísimo Risa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La nostalgia del señor Alambre

.

Un corto de animación del año 2010, obra del mexicano Jonathan Ostos, que reflexiona sobre la realidad de que no siempre lo que deseamos es lo que más nos conviene...

La leyenda del espantapájaros

.

El corto que vimos hoy en el cine-club del Baronceli. Una magnífica historia animada del director madrileño Marco Besas, preseleccionada por la Academia Española para los Óscar en 2005... La voz en off de Sancho Gracia, el plus de calidad definitivo.

El viaje de Saïd

.

El viaje de Saíd, otro corto de animación que hemos visto en el Baronceli. Una pequeña joya dirigida por Coke Riobóo, de la que tenéis un poco de información extra aquí.

Birdboy

.

Creo que los alumnos, mayoritariamente de primer ciclo -trece, catorce años-, no lo entendieron demasiado bien... Quizá no fue acertada su elección para el cineclub del Baronceli, pero el corto es espléndido... digno ganador del Goya 2012 al mejor cortometraje de animación. Leyre Pejenaute dice en El País que Birdboy es "un cuento de hadas que pronto degenera en un mundo sórdido y oscuro devastado por la contaminación. La trama, con giros inesperados, y el esplendor visual de los fotogramas sumergen al público en una antítesis de la fábula tradicional plagada de represión, autoritarismo, adicciones, pero no por ello desprovista del amor puro de dos adolescentes desarraigados: un chico - pájaro que no sabe volar y una cándida ratoncita".

A ver si os gusta.

La historia de Carl y Ellie

La vimos en el Instituto, en la víspera de las vacaciones de Navidad. Y nos encantó a todos. Luego descubrimos que estaba nominada a los Óscar como mejor película, cosa sorprendente en un film de animación. No ganó, pero nos daba igual. "Up", de Pixar, que contaba ya de por sí una maravillosa historia de amor, tragedia, amargura y superación, nos regalaba una secuencia sublime que nos atrapó, prodigio de síntesis de una vida en común, la de los protagonistas, Carl y Ellie, Ellie y Carl. John Lasseter es el artífice de todo esto; la música es de Michael Giaccino. Pasen y disfruten.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Coser e cantar

.

Acabo de llegar de Pontevedra, de ver la gala-presentación de Coser e cantar, el cortometraje dirigido por Rubén Riós que recrea la infancia de doña Elena, la reina del Entroido de Verín. Igual que los cuentos, los cortometrajes tienen una estructura y unos "tempos" diferentes: un cuento no es una novela corta, ni un cortometraje una película de quince minutos. Probablemente es más difícil escribir un buen cuento que escribir una buena novela, aunque parezca contradictorio. Tejer una historia convincente con un discurso breve requiere una gran habilidad.

Y Rubén ha salido, a mi juicio, bastante airoso. Se inclina por pocas escenas largas, imponiendo un ritmo pausado, tratando con mimo los detalles (como el revolver nervioso de una cuchara en la taza de café), recreando con verosimilitud la realidad y la mística del ambiente rural gallego de los años 50, descubriendo la psicología de los personajes a través de inteligentes diálogos y expresivos silencios, poniendo contrapuntos cómicos a las situaciones de tensión. Coser e cantar tiene dos lecturas. Una es individual: la historia de una niña que padece una educación estricta y no puede cumplir sus sueños, aunque el destino le reservará, como el fin de un cuento de hadas, el convertirse en eterna reina del Entroido de Verín. La otra lectura es social: la historia de una cultura y una lengua, la gallega, que tradicionalmente ha sido maltratada por los prejuicios y las imposiciones del poder.

El resto de la gala tuvo luces y sombras. Aunque sí hubo el tradicional "making off" que explica los entresijos del rodaje, eché de menos un debate más serio sobre el corto, tanto sobre su forma como sobre su contenido. La gala tuvo momentos verdaderamente hilarantes gracias al genial humor de los presentadores, los mismos que, sin embargo, parecían más preocupados por divertir que en presentar una película, reduciéndola, además, al tema único del conflito lingüístico. Hubo también momentos muy emotivos, protagonizados por Arancha Rodríguez (la actriz que hace el papel de la joven Elena), que cantó para los asistentes, y por Emilio Rúa, cantautor de Riós que regaló al público una entrañable canción sobre el abandonado cine verinense "Buenos Aires". Pero fue tan bueno el espectáculo que el propio cortometraje quedó eclipsado por tanto papel de celofán: una injusticia porque Coser e cantar me pareció una pequeña gran obra de arte, de las que merecen verse al menos otra vez.

http://www.coserecantar.com/

José Luis López Vázquez

Hoy ha fallecido José Luis López Vázquez, uno de los actores clásicos españoles. Era una muerte anunciada, tras una larga enfermedad, pero, de niño, yo ya lo había visto sentir la tragedia de saberse solo y mortal, en el más glorioso cortometraje que yo haya visto en mi vida, La cabina (1972), de Antonio Mercero. Descanse en paz.

Siete películas inspiradoras...

Xosé Manuel Domínguez Prieto, en la sesión inaugural del curso "Ler para crecer", organizado por ANLLAR en Ourense en el mes de febrero, tuvo a su cargo una interesantísma conferencia en la que habló sobre cómo los profesores podemos cultivar la inteligencia emocional de nuestros alumnos a partir de la palabra escrita. No se olvidó de recomendar algunas películas que debiéramos ver cualquier docente, una lista que por supuesto está encabezada por Rebelión en las aulas, con el inolvidable Sydney Poitier. Ahí van otras, todas ellas protagonizadas por maestros que cambiaron la vida de sus alumnos:

La clase

Basada en Entre les murs, un libro donde François Bégadeau, un profesor auténtico, recogía algunas de sus experiencias profesionales. Rodada con un tono realista, que recoge anécdotas reales recogidas en ese libro, el propio Bégadeau es coguionista, además de interpretar al profesor protagonista. El marco de la acción es un instituto conflictivo de París, donde debido al multiculturalismo vigente, conviven chicas y chicos de procedencia muy diversa, África negra, el Magreb, China... François es profesor de lengua, peros sus clases no se limitan a enseñar el uso correcto del francés, sino que son una continua conversación con los alumnos, donde éstos son obligados a pensar, a razonar sus ideas, a bucear por qué mantienen un determinado punto de vista.

El club de los poetas muertos

Profesor de literatura que con métodos bastante heterodoxos, logra poco a poco que sus alumnos comiencen a pensar por sí mismos y descubran que cada uno tiene en sus manos hacer de su vida algo extraordinario. Arriesgada propuesta recibida de distinta manera por unos adolescentes todavía inmaduros e idealistas, que desemboca en tragedia.

El club de los emperadores


Un profesor logra apasionar a sus alumnos con la enseñanza de la historia de Roma. Sabe usar recursos pedagógicos para alimentar la curiosidad natural de los adolescentes... lo tiene claro: no sólo enseña una asignatura; ante él hay personas, jóvenes, con toda una vida por delante, que en el futuro ocuparán posiciones importantes en la sociedad. Y tiene que moldear su carácter, ayudarles a forjar su personalidad...

Diarios de la calle

Caso real de una profesora sin experiencia que se plasmó en forma de libro, Los diarios de los escritores de la libertad. Allí se recogían extractos de los diarios de los alumnos. En un instituto donde los experimentos de integración racial en las aulas no parecen estar dando los resultados apetecidos, aparece ante todos como alguien ingenuo, que en poco tiempo va a descubrir que la vida es dura, que sus buenos deseos no bastan para ayudar.

Los chicos del coro

Un profesor de música es contratado en un internado de chicos difíciles, donde mano dura y disciplina son las únicas consignas educativas del director. Procurar inculcarles tono humano y lealtad y no ponerles en evidencia innecesariamente, irá calando poco a poco en ellos. También ayudará, y mucho, su empeño por formar un coro, lo que les hará descubrir la belleza de la música, y por extensión, la del mundo más allá de los muros de su escuela.

Mentes peligrosas

Basada en la experiencia educativa recogida en el libro My Posse Don’t Do Homework (’Mi pelotón no hace los deberes’). Una mujer licenciada en literatura y antigua marine, acaba de sufrir una crisis matrimonial que ha desembocado en divorcio. Pretende olvidar ese amargo trago concentrando sus esfuerzos en dar clases en un colegio. La sorpresa de encontrar trabajo enseguida se explica por el grupo de alumnos: chicos de gran inteligencia, baja extracción social, poco disciplinados y nada motivados. Ella dará un giro a sus vidas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"Slumdog millonaire" y el Lazarillo

Acabo de ver esta globorizada y oscarizada película en mi cine favorito, el Avenida de Caldas de Reis. Digo favorito porque la entrada es barata y suelo ver las películas solo con mi mujer, disfrutando de la aventura de la gran pantalla como si estuviese en el salón de mi casa. Así que me da igual que los estrenos lleguen con un mes de retraso, o que la pantalla sea pequeña, o que el sonido no sea Dolby Surround... Yo me siento como en un pase privado: tú y tu pareja solos en una sala de cine, ¿quién da más por menos? Algún día cerrarán este viejo cine Avenida, y entonces nos preguntaremos por qué no fuimos más a menudo...

Hoy tocó Slumdog millionaire, literalmente "Perro de tugurio millonario". El título sintetiza el argumento: un chico de un paupérrimo barrio de Mumbay (Bombay) concursa en el famoso concurso de TV ¿Quieres ser millonario? El guion de Simon Beaufoy (guionista también de Full Monty) adapta de manera sublime -y lo digo todo lo riguroso que puedo ser sin haberla leído- la novela Q and A, de Vikas Swarup, que espero tener pronto en mi biblioteca. Yamal, el chico del té de una empresa telefónica, es elegido para el concurso sin más esperanza que la de que la chica de la que está enamorado pueda verle por la tele. El azar quiere que las preguntas (que se convierten en el elemento estructural principal del film) constituyan el resumen de la durísima vida de él y de su hermano mayor, así que él va contestando progresivamente, con tanto acierto que pronto se sospecha de un posible fraude. Ahí empieza el discurso cinematográfico, en una sala de interrogatorios en una comisaría. El policía visiona con él la grabación del programa; las explicaciones de Yamal van tejiendo la dura historia de su vida desde niño, ofreciendo a la vez un terrible panorama de la miseria de la India (esto, por cierto, ha sido muy criticado en la India por mostrar una imagen estereotipada del país).

La picaresca de Yamal y de su hermano para lograr sobrevivir, con momentos muy cómicos también, y el retrato inmisericorde de la sociedad india, recuerdan muchísimo al Lazarillo de Tormes. Lo que ocurre es que la historia de Lázaro no tiene nada de cuento de hadas, como la de Yamal. Lázaro no llega a ser ni rico ni famoso, pero se conforma con su oficio de pregonero de vinos, conseguido a costa de ignorar deliberadamente que su mujer sea quien caliente las sábanas al arcipreste que le ha conseguido el trabajo. Como vemos, Lázaro no escapa de la miseria económica y moral: se adapta a ella. Yamal sí que escapa de ella: el amor y su fidelidad a Latika lo mantiene puro, pese a todas las penalidades sufridas, y con la firme voluntad de vivir una vida digna, aunque pobre. Su hermano, su contrapunto moral, sí se deja arrastrar hacia el lado oscuro, cediendo a la tentación de la vida delictiva, pero acabará redimiéndose con su sacrificio final, que permitirá a los protagonistas consumar el sueño de una vida feliz.

Un cuento de hadas moderno este Slumdog millionaire. Tan creíble como la Cenicienta, pero a veces también nos gusta creer en cuentos de hadas. Nos dan esperanza. A quien no le gusten los cuentos de hadas, tiene argumentos sobrados para disfrutar de esta película, buena, buena, buena. Frente a esto, el Lazarillo no hace soñar, sino entender mejor la perversa naturaleza humana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres