Blogia
ISRAelPROFEDELENGUA

Nieve en la terraza

Terraza de casa. Vigo. Enero de 1987.

Siendo yo niño, nevó una vez en Vigo. Fue una nevada solitaria, frágil y delicada, que a las pocas horas desapareció sin dejar rastro. Subí a la terraza con mi hermana, nos lanzamos bolas de nieve, aspiramos el delicioso aroma de felicidad de esa fría mañana.  Esa experiencia de mi infancia me vino a la memoria hoy -cuando todos los tejados de Verín han amanecido nevados- con "Nieve en la terraza", un poema de Enzia Verduchi, poetisa mexicana de origen italiano. Y me emocionó la melancólica dulzura de la evocación de su perdido paraíso infantil...

Dicen que conocí la nieve en una terraza,
pero jamás la he tocado,
su blandura o su dureza desconozco.
En cambio recuerdo esa terraza
por un pino enorme en una maceta,
por mis padres bailando Lady day en voz de Sinatra,
por la felicidad que ofrecía mirar hacia todos lados.
No, yo no conozco la nieve,
aunque me muestren una fotografía y casi me convenzan.
Sólo sé que cuando nos despedimos de ese espacio
-propio para la sobremesa en el verano-
comprendimos que éramos de ningún lado.

Escuchad el poema aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

israelprofedelengua -

¡Hola, HL! Pues ya te tengo localizada, jejej, estás en mis antípodas geográficas ;-) Tan cerquita de la costa es normal que no haya nevado... Aquí, tras la nieve llega ahora la helada y el frío, frío, frío...
Me alegro de que te haya gustado el poema; yo tampoco conocía a Enzia Verduchi. Imagina por un momento cuántos poemas tan bellos como desconocidos estarán solamente a un clic de distancia...

Hortensia Lago -

¡Pues menos mal que nieva en algún sitio!Me tranquiliza, porque aquí por el norte, en las tierras de la fraga de Caaveiro, ni nieva ni hace tanto frío. Sospecho que la Xunta suspendió las clases para que los padres tengan unas razón más para desplumarnos cuando, la semana que viene, demos las notas.
¡Ah!, el poema es precioso, emotivo y nostálgico. Todos añoramos una terraza de la niñez. Da gusto escuchar los poemas en la voz de sus autores. No conocía a Enzia Verduchi.Gracias.
Un saludo y disfruta de la nieve.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres